jueves, 21 de agosto de 2008

Intento de “Decir” a La Hospedería del Errante

El manto remonta, su ascenso por suave, distancia fugaz, de sinuosa medida, del viento crispado, en su trazo rector, de explanada anunciada, tras señas de faz, y retorno por tal, densidad de su aire, y materia en opaca, reforma de impulso y de sombra, de estancia de dicha y virtud. Su modo se funda, en el plano que danza, la brizna pasajera, recogida en los planos, de acometida y desarrollo, reglado pues paso, de brizna y de trazo, de forma se hacen, de una y de cada, vertiente en su abrazo, mestizo en la vista, que luce la sombra, y la luz de ese viento, que anuncia su paso, por sino y reseña, de blanco y de sombra, en cumbrera y ventana, fundida en el prisma, danzante de ir, también de venir, de impacto y fortuna, de arma en su huella, que templa la vista, del modo que apunta, y deja la clara, movida y difusa, voluta de flujo, que afloja la manta, de piedra erigida; se extiende su dicha, de arribo y resaca, se encoge y se extiende, y circula la huella, de aire y de viento, en otoño dejado, al arbitrio de una, acometida insurrecta, pues todo se hace, como vista se deshace, tras dejarse ir, por su transparente cubierta, que alza y refunda, hacia el pulso de unión, de torcida y vertida, ondulante planicie, tortuosa de seña y acaso reseña, en el manto aludido, que estira su olvido. Como aquel que en el mar, mira la ola, que se deja entregar, a la díscola memoria, no es como si todo, se dejara atrapar, en el impacto del todo, por ojo y recodo, complejo no aprieta, y extiende reflujo, de ojo y abrojo, en trozo y manojo, de intenso penacho, extraña impresión, de aquel que se prisma, en la vida y la muerte, de un ojo que muere, en su impotencia de estancia, señera en la forma, que no es como el aire, y por aire se entrega, y en él se repliega.


No hay medida sino en su huella vigorosa de todo lo que sube y desciende por trazo, que es mazo de golpe en recuerdo y acuerdo, de grieta y de grito, del fino racimo de rasgo y su arrimo.



Arquitecto (entendido como el Obrero principal, que no el único):
Manuel Casanueva C.
Ubicación:
Ciudad Abierta de Ritoque, Comuna de Quintero, V Región, Chile

decir. (Del lat. dicĕre). tr. Manifestar con palabras el pensamiento. U. t. c. prnl. 2. Asegurar, sostener, opinar. 3. Nombrar o llamar. … [fragmento Diccionario RAE]


http://www.ead.pucv.cl/2004/hospederia-del-errante/
______________

Premio Nacional de Arquitectura para Manuel Casanueva

Para adherir a este empeño, ir a http://www.facebook.com/group.php?gid=44833383968

2 comentarios:

Andrés dijo...

Hermosa obra. Muy orgulloso de haber participado.
Arquitectura bioclimática como arquitectura experimental
http://www.bitacoravirtual.cl/2005/05/02/arquitectura-bioclimatica-como-arquitectura-experimental/

Render on-line de la Hospedería del Errante:
www.vroom.cl

La Arquitectura Experimental de Manuel Casanueva Carrasco.
http://www.bitacoravirtual.cl/2005/08/21/la-arquitectura-experimental-de-manuel-casanueva-carrasco/

Sergio Meza C. dijo...

La primera vez que vi esta Obra, fue en la revista del Colegio de Arquitectos respectiva.

Pero las fotografías que he tenido a la vista (las recientes), aportadas por quienes participan de la iniciativa de postular a Manuel al Premio Nacional de Arquitectura, me han dejado sumamente impresionado. Con todo, creo que mirar a la Hospedería del Errante solamente como un experimento surgido de la potente vocación de Manuel en relación al viento como coordenada conformadora de la Arquitectura, es reducir su presencia a solo la creación de sombras de viento o conformaciones de mantos en pos de acoger la brisa (o el vendaval).

La Obra es magníficamente potente en su Forma. Y si escribí el texto que complementaste con la información (que te agradezco), fue porque no encontré otro modo de ensamblar el dicho con la impresión integral de esta propuesta arquitectónica. Por cierto que conociendo la Ciudad Abierta desde hace varias décadas se tiene una perspectiva de los antecedentes formales evidentes que pudieran haberse allegado a esta edificación, pero sin dudas que Manuel y todos los demás involucrados han agregado algo más (mucho más; muchísimo más) a todo el legado de amereida, las travesías y el lugar donde la construcción se emplaza.

Para ir a la Página Principal de este Blog hacer click AQUÍ

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...