jueves, 11 de diciembre de 2014

Filme "Interestelar"; Especulaciones Interrogativas al Respecto

[©SmcArq] 1
¿Entonces resulta que los tiempos vividos, viviéndose y por vivirse, al haber acontecido eternamente, se encuentran coherentemente atados en su intrínseca libertad resolutiva?

2
¿Entonces resulta que, en el infinito "fascio" de eventos lineales posibles, coexisten los hechos en infinitos universos, a través de los cuales viajamos en el navío interdimensional de nuestras decisiones?

3
¿Entonces resulta que Todo lo transfinitamente posible es, simultáneamente, en una especie de "hiperesferoide" expansiva?

4
¿Entonces resulta que no es tan simple la cosa como decir que la realidad está fatalmente preconfigurada y predestinada?

5
¿Entonces resulta que el mundo consta de lo fehaciente y no de lo consecuente?

6
¿Todos nosotros "hipersomos"?

7
¿Entonces la incoherencia nunca será más que la manifestación incompleta de una "hiperrealidad" "arquitectónicamente" constituida?

8
Para comprender que un resultado sistémicamente parcial no se condice necesariamente, para quien observa, con la consecuencia general, contrasta tu vida con la figura de la galaxia en la que te encuentras

domingo, 27 de julio de 2014

Clamor Popular versus Opinión Personal

Si bien lo más probable es que la opinión mayoritaria resulte ser la más acertada, ni por un segundo hay que permitir que tal probabilidad se inmiscuya en la construcción de la propia percepción y del propio pronunciamiento, al respecto de cualquier situación por cuanto, la percepción única que constituye el vector mayoritario, precisamente es valiosa en la medida en que es alimentada de la libertad de pensamiento y expresión individual.
Por lo anterior es que es necesario tener en cuenta, siempre, que el sabio vector mayoritario nunca puede ni debe tener traductores ni intérpretes individuales oficiales.
En tal consideración final es necesario hacer un énfasis pues es, precisamente, en esto que radica el principal peligro de aniquilación del sustrato sabio de la opción mayoritaria, que siempre amenaza con volverse contra sus autores, en la medida en que se le permita convertirse en objeto de cualquier interpretación subjetiva, BIEN O MALINTENCIONADA, recordando aquel dicho que dice que "El infierno está empedrado de buenas intenciones".

viernes, 25 de julio de 2014

Mantra

[©SmcArq] Esa, aquella, única vez elegida, será el idealizado referente, que se expandirá, hasta mutar en la memoria, como el evento insignia necesario. Esa, aquella, única vez elegida, será el idealizado referente, que se expandirá, hasta mutar en la memoria, como el evento insignia necesario. Esa, aquella, única vez elegida, será el idealizado referente, que se expandirá, hasta mutar en la memoria, como el evento insignia necesario. Esa, aquella, única vez elegida, será el idealizado referente, que se expandirá, hasta mutar en la memoria, como el evento insignia necesario. Esa, aquella, única vez elegida, será el idealizado referente, que se expandirá, hasta mutar en la memoria, como el evento insignia necesario. Esa, aquella, única vez elegida, será el idealizado referente, que se expandirá, hasta mutar en la memoria, como el evento insignia necesario. Esa, aquella, única vez elegida, será el idealizado referente, que se expandirá, hasta mutar en la memoria, como el evento insignia necesario. Esa, aquella, única vez elegida, será el idealizado referente, que se expandirá, hasta mutar en la memoria, como el evento insignia necesario.

miércoles, 23 de julio de 2014

Mi "subobjetivo" entorno, algunas de las bases de mí pensamiento y mí libre proceder

[©SmcArq] [01]  Mi entorno directo despliega un ensamblaje de verdor ocre y cielo celeste-grisáceo, con complementos agregados a modo de matices próximos.


[02]  Las personas pasan por mi lado portando una especie de mundo propio que bulle desde sus propias prioridades e inherencias.



[03]  Suelo concebir a la gente como libros semi-abiertos que dejan ver algunas páginas y otras las ocultan esmeradamente.



[04]  Algunas personas que pasan por mi lado se ven como extremadamente preocupadas de parecer mucho más de lo que se lee que son. Consciente de tal extrañeza algunas quedan resonando más que otras en la memoria.



[05]  La lectura del mundo suele agotarme. A esta especie de lectura empecinada la llamaría "padecimiento necesario", asumido en pos de escribir mí propio y detallado libro del mundo.



[06]  Reconozco no sentirme capaz de dejar pasar demasiadas cosas del mundo sin atribuirle, por momentos, más importancia de la que merecen.



[07]  A veces, muy esporádicamente, siento mucho amor por toda la gente indistintamente. Quisiera que esta sensación fuera parte de mi cotidianeidad, pero no es así.



[08]  Sé de personas que, permanentemente, van por la vida amando a los demás. Esta condición no me acompaña y creo que es así por sentir que tengo temas pendientes conmigo mismo.



[09]  Siento en mí esencia muchos defectos que se congregan y supeditan a aspectos bastante mejores a modo de una emulsión tendiente a ser un compuesto, incrementado a futuro.



[10]  Siento que, no obstante haberme encomendado el pensar para todos, hay una sola persona paradigmática a la que suelo dirigir, de uno u otro modo, mis más afortunados o estimativos resultados.



[11]  La vida es una misión personal que puede y debiera intersectarse con la de los demás, sin renunciar a la libre capacidad de decidir.



[12]  Todo debiera congregarse ante uno para cobrar una forma coherente y alegre en su capacidad de ir mutando sin abandonar su bienaventuranza.



[13]  La percepción de la belleza es dramáticamente cotidiana por momentos, cosa que suele agotar al cuerpo más de lo esperado.



[14]  La belleza del mundo es un deber perceptual. Sin ella las cosas toman rumbos dispersos y destructivos.



[15]  El mundo es dos cosas al menos; la cosa que entiendo y la cosa que intuyo que existe, no obstante mi entendimiento.



[16]  Suelo sentirme digno de mis días, no obstante percibirme abandonado de aquel alimento por instantes.



[17]  Suelo entender que una cosa es lo que sabemos y otra, oculta, es lo que podemos crearnos ante nuestra integridad perceptual.



[18]  Vibro al ritmo de los días y los años a un pulso perceptual extremadamente lento y pausado. Lo que pasó hace un mes siento que ocurrió hace seis meses o más.



[19]  Las cosas que nos han ocurrido son muchísimas. Y así las percibo y recuerdo.



[20]  La realidad es una sola. Lo que opinemos de aquello tiene sin cuidado al mundo y sus vastos alrededores.



[21]  Porque la realidad es una sola es que creo en una circunstancia superior que llamo, convenciones de por medio, "Dios".



[22]  Nada más alejado de Dios que cualquier personalidad. Dios no es menos que el Supremo Orden Activo (S.O.A.)



[23]  Quien refute al Supremo Orden Activo refiriéndose a atributos distintos a aquello no sé de qué habla.



[24]  Mundo y Universo se diferencian en que el primero es mi entorno y lo segundo es mi máximo alcance subobjetivo.



[25]  No entiendo ni a la diversión ni a la bonitura como centros de absolutamente nada importante o trascendente.



[26]  La vida es importante, permanente, ininterrumpida e infinita.



[27]  Mi vida es mi trozo de "eterna eternidad" que viviré por siempre y para siempre.



[28]  La idea de una vida "terrenal" finita surge de la ilusión espacio-temporal que padecemos mientras construimos nuestra eternidad personal.



[29]  La muerte es la insigne, elegante, magnífica, monumental y trascendental culminación de un proceso, tan importante, como haya sido nuestro paso por el mundo.



[30]  Nada es para siempre dentro del espacio-tiempo.



[31]  Todo es para siempre fuera del espacio-tiempo.



[32]  Todo es uno y lo mismo, indisolublemente atado e indisolublemente destinado a "congraciarse" con el Supremo Orden Activo.



[33]  Dios y Todo son, al menos y a título mundano, dos, por mucho que uno sea Todo y Todo sea uno.

sábado, 21 de junio de 2014

La vida entera es una condenada paradoja inevitable

[©SmcArq] La autocomplacencia, y su caricatura social promotora, el refinamiento, a título de metafóricas vestimentas, no pueden ser sino esporádicas para la vida de tantos quienes nos sentimos plenamente - cómo decirlo - invadidos por un entorno y una condición personal imperfecta, inmadura, carente de un esplendor evolutivo pleno; ataviados con una mirada impura, insolente, irreverente, mordaz, sarcástica, sin perjuicio de cualquier anhelo o de cualquier otra aspiración sobre la cual, especulo, no es pertinente cabalgar a pelo y a todo galope.

Si solo pudiéramos vivir una vida hecha de colmos, pero no, y esa es la gracia, nuestras ropas están manchadas, nuestros zapatos se ensucian, nuestra vajilla se acumula, nuestras casas suelen lucir impolutas sólo cuando arriban los visitantes y eso, con suerte sucede, si nos armamos de la paciencia, la tolerancia y la capacidad de otorgar el espacio-tiempo que tal trance pasajero nos impone. En fin, somos, soy, seré, seremos unos cualesquiera, a parte de nuestros aires, acaso, levantados por algún factor preclaro que, por aquí y por allá, se entrometa a contracanto de lo dicho o lo insinuado.

Vida simple, llana, sin distancias con la realidad, no para alegarla como la eterna ausente en nuestras vidas. A lo mejor así podemos evitar estar cada día demandando una justicia prístina e inclaudicable de sentido y magnitud asimétricamente benéfica para cada quien, por separado. En tal sentido, nos afanamos en cada sinérgico detalle, o al menos intentamos hacerlo, sin caer en los excesos capaces de situarnos en pedestal alguno.

Hacer de la vida una "Fuga", para evitar fugarnos a modo de remedo. Tal es nuestra inevitable paradoja vital edificante.

Si me disculpan no tengo capacidad mayor que tal reconocimiento.

lunes, 9 de junio de 2014

Ocupado vs. Preocupado

[©SmcArq] Normalmente, cuando los temas son importantemente negativos, la gente manifiesta su preocupación como si fuera esta "preocupación manifestada" una especie de única acción posible para enfrentar los males detectados y más nada.

Pienso en la otra gente que está actuando en el mundo por tantas cosas que tantos otros señalan como lisa y llanamente "preocupantes". Esa gente suele no estar manifestando su preocupación pues está "ocupada" en esas cosas desde ámbitos sumamente diversos.

Sumado a lo anterior, está la eterna excusa de que cada quien no está ocupando el rol necesario para resolver las cosas ante las que se manifiesta "preocupada".

Creo que ninguna posición es inadecuada para actuar en favor de las cosas que debieran ocuparnos, en la medida en que, siendo lo necesariamente valientes, honestos y sacrificados, provoquemos efectos LO SUFICIENTEMENTE PROFUNDOS Y ASERTIVOS, sin importar el ámbito frente al cual hemos consagrado nuestras energías, vocación y experticias.

No hay posición lo suficientemente específica y privilegiada como para cambiar el mundo de una plumada. A la vez no hay posición tan descolocada como para no poder detonar, por medio del poder de la solución indirecta, efectiva y sinérgica, los cambios que esperamos del mundo.

Por lo anterior, esa manera de botar ("dejar de lado", "congelar", "suspender") lo que se está haciendo (bien) para enfrentar (mal) lo que no sabemos asumir por ser otras nuestras experticias, a excusa de que es una urgencia aquello preocupante, me suena más a acción efectistamente egocéntrica y auto expuesta que otra cosa, SALVO HONROSAS EXCEPCIONES.

[Análisis Preliminar][Psicólogo Rafael Santandreu] ¿Cambiar de pareja cada 5 años es sostenible en términos urbanísticos?

[©SmcArq] [Introducción] 
Este "distraidamente poco asertivo" psicólogo es como el otro que auguraba el fin de la historia (Fukuyama; "las ideologías ya no son necesarias y han sido sustituidas por la economía"). O como los que auguran el fin del mundo; ¡es dinero!, ¡incautos!, ¡es puro dinero el que buscan! - súmenle la notoriedad - afirmando cosas que no soportan ni el más mínimo análisis práctico!. Las cosas no se sugieren como se han venido sugiriendo porque sí; todo lo que acostumbramos hacer, así lo apostamos como sociedad durante siglos porque es sostenible económicamente, entre miles de otras razones más espirituales y profundas, pero si algo es evidentemente insostenible en términos económicos para una sociedad entera, ¿cómo lo hago sostenible para todos y cada uno como principio general?.

Es absurdo!!!

[Desarrollo] 
¿Cuánto tiempo antes, dentro de los cinco años, debo dedicarme a buscar otra pareja?; ¿cuáles metas profundas y permanentes construyo con una pareja que caduca a los cinco años?; si no apuesto firme y de por vida ¿qué probabilidades tengo de ser feliz una vida entera?; ¿la pareja del quintil siguiente aparece al día 1823; al día 1824 notifico a la anterior y al día 1825 estoy replanteándomelo todo?; ¿cuanto tiempo tardo en repartirme lo que hemos logrado juntos con la pareja anterior?; si sé que a los 5 años todo se puede, perfectamente, terminar, ¿qué asumo como permanente con una pareja "quintiliana"?; ¿es razonable y bueno plantearse como modelo paradigmático de vida en pareja el pensar que todo se fastidia a los cuatro años y que dispongo de uno para dar mi golpe de timón?; ¿qué esfuerzos hago por mantener a mí pareja si tengo metido el chip de los cinco años?; ¿En cuánto tiempo real uno logra, adecuadamente decidir que cambiará de pareja, hablar con ella, superar el trauma, acordar repartirse las cosas, encontrar otro hogar, arrendarlo? (porque uno no puede estar comprando casa cada 5 años), entonces, y esto es clave, el método de este psicólogo implica que debemos tener una casa por persona, para que todos puedan disponer de su inversión y de su nido, pero lo normal es considerar que en un hogar viven entre 4 a 5 personas promedio; ese promedio se iría al tiesto de la basura, se duplicaría o triplicaría el tamaño de las ciudades a título de propietarios o a título de arrendatarios, lo que sería insostenible en términos de suelos agrícolas, sumándole el efecto de barrios desiertos de viviendas de quienes comparten, temporalmente, su vida con otr@; así que se recomendarían los departamentos en altura; ¿en cuál altura?; porque vivir en departamentos en mucha altura es caro en gastos comunes y otras cosas, la gente anciana cómo vive en el piso 10 o más arriba?, ¿quién se hace cargo de los ancianos si todo el mundo está afanado en saltar de pareja en pareja inestable?. La cantidad de todos los artículos domésticos se triplicaría, también, entre muchos otras sistémicas implicancias, NO ANALIZADAS "EN MÍ CASO PERSONAL PORQUE A MÍ ME HA IDO MAL EN MI VIDA ENCONTRANDO PAREJA", SINO COMO SOCIEDAD, A LA QUE NOS DEBEMOS TANTO COMO A NOSOTROS MISMOS. ¡No vivimos mirándonos el ombligo solamente!.
Si olvidamos lo natural y lo económicamente más eficaz para todos, podemos decir cualquier cosa, en cualquier sentido.
 
En general, los plazos con fecha de caducidad en las apuestas de pareja son absurdos. Esa es mi conclusión. De ahí a intuir que la permanencia ininterrumpida - y sin plazos - es algo aconsejable y no exigible para toda la sociedad (NO PARA CADA CASO EN PARTICULAR), hay solo un paso.

domingo, 25 de mayo de 2014

A cada quien su esplendor desde sus propias limitaciones

[©SmcArq] Mucha gente - y puede que uno mismo - habla, cada vez que puede y cada vez que lo considera pertinente, acerca de lo “creativa” que debe ser la vida de las personas y que, para lograr una vida así, se debe enseñar, sobre todo a los niños, a poder “expresarse libremente". Pero cuando, efectivamente, esa misma gente se ve enfrentada a acontecimientos creados, pero de verdad CREADOS, se asustan o se desestructuran y, de las más diversas maneras, se apartan o huyen despavoridos; se alejan del lugar donde aquello creado irradia su impronta generadora.  Ello es así porque una cosa es llenarse la boca con la palabra “creatividad”, pero otra cosa distinta es estar preparado espiritualmente para poder vivir ante o dentro del mundo que semejantes “creaciones” abren y enrostran.

Esas mismas personas que huyen, en el fondo, no se referían a cambiar al mundo cuando hablaban de “creatividad”; sólo se estaban refiriendo a darse o permitirse cosas más llamativas, brillantes, rimbombantes y, aparentemente, novedosas, para poder andar por la vida,acostumbradamente común y silvestre,con una sensación de mayor alegría,jerarquía y optimismo social , en relación a objetos o situaciones que, al menos, simulen un estado personal de “actualidad” e importancia.
 
Patética mediocridad es tomar "así" a la creatividad. Y así solemos ser la mayoría de nosotros. Reconozcámoslo y afrontemos el lugar donde estamos parados en relación a los demás (y, entre los demás, en relación a determinados creadores, a los cuales solemos ignorar a título de autodefensa) y démonos cuenta que, cuando nos aferramos a determinadas palabras que nos prestigian si las pronunciamos, normalmente estas nos quedan muy grandes. Aprendamos a desprendernos de aquellas palabras que nos superan como personas; palabras que nos miran desde arriba y, ante las cuales, nos sentimos determinados con nuestras limitaciones. Aunque esto no nos guste.
Pintura de Jean-Michel Basquiat, a título de ejemplo

[Conclusión]

Si tenemos limitaciones, hablemos desde ellas, en vez de andar diciendo cosas de las cuales no nos podemos hacer cargo, sin perjuicio de, anteriormente, habernos recocido los sesos y refrito los ojos leyendo mil cosas aparentemente atingentes.
P.S.
[Paradoja humorística] Lo anterior, en atención al nº 7 del Tractatus logico-philosophicus de Ludwig Wittgenstein que dice que "De lo que no se puede hablar, mejor es callarse." :-)

miércoles, 14 de mayo de 2014

El Poderoso es un eterno mutante

[©SmcArq] El verdadero ciclo sin fin es aquel que busca "Derrotar al Poderoso", pero este modelo de persona surge y surge, sin importar el ámbito, la opción, el sistema, la organización, el lugar, la cultura, la religión, la opción filosófica o la postura política y se intensificará mientras más sea la gente involucrada y enconada en personificar y delinear a un individuo que, paradigmáticamente, va saltando de una en otra persona, a la fuga por su propia eternización al punto que mientras más se lo busca y se lo identifica, más escondido y amenazante se encuentra al acecho y con toda la capacidad de mutación posible. Es como que, de muchas maneras, El Poderoso no tiene fin ni posibilidad de ser vencido porque esta presencia personificable no tiene una piel definitiva.

La mirada a este asunto debe ser diferente o seguiremos girando en la acequia, atascados en un rincón de la historia y de nuestro destino.
Para ir a la Página Principal de este Blog hacer click AQUÍ

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...