miércoles, 28 de enero de 2009

El Pez Anfibio













Su esqueleto tuerce la fluida marea
su lánguido avance repta hacia el horizonte
desplaza su vuelo
arrastra el desasosiego
su mirada porta al destino
y suavemente desamarra
el hilo perenne de un océano vertido
como si el punto desmedido
de un tránsito fugaz
diera la vida a su paz y a su bruma,
cual criatura
que busca la orilla
y asoma el ojo peregrino
al mundo allende su inquietud
y deja tal atrevimiento
a su simiente.

Tal vuelo no fue sino un arrojo
y su seña estriba en el mañana
no hay enemigo en su impronta
será devorado
como si el tránsito feliz de tal atisbo
nunca hubiera importado

Tal otro yo sido aquel otro proveniente

Desata su entrega
sigue el tránsito vectorial
de un extraño y perdido asomo
en otra luz
con otro aire
si la quieta y mecida sal
suspendida en su arrebato
contenido el animal
en su barro fecundo
suma pasión retenida
y es recipiente de su estirpe.

Fecundamente felicita
la adrenalina limpia que pule sus escamas
a saltos de sus padres a sus hijos

No hay trizas ni brisa señera
sabe su trance
conoce su camino
retoma ad infinítum
sin saber que el rayo
que penetra el mar
ha penetrado en sus almas
y al vaivén de su impulso
ha agregado su vista a las otras contiendas

Tal es su destino
tal destino es su sentido
tal sensual seña
reseña la huella y marca su paso
que pasa y deja
la arena y el mar
la bruma y la risa
la planta y su fruto
no hay vuelta atrás
así como el huevo
desova su fragua
remece su fuerza
y doblega su antojo
ambiguo destino
que sube
que asciende
cual agua dispersa
que suma su oleaje
revienta en la roca
destruye su traje
fenece tranquilo
reposa al follaje
asciende la roca
derrota el paraje
despeña su trino
fecunda su nido
emprende el chillido
planea el olvido

7 comentarios:

Sergio Meza C. dijo...

Es bastante probable que modifique algunas palabras en este escrito.

No lo siento terminado.

Lilian dijo...

Iba a dejar un comentario, entonces, en ese caso espero...

Lilian dijo...

Este poema tuyo me hace pensar [despues de todo Descartes dijo que solo hay certeza en el pensar]en aquellos momentos en la vida que uno se siente ajeno al medio que nos rodea, como un "pez anfibio", pero igual seguimos los caminos que nos parecen pertinentes o los que no nos parecen tan pertinentes pero que escogemos igual. Por ultimo, me encanta el ritmo de este poema, especialmente este parrafo:
Tal es su destino
tal destino es su sentido
tal sensual seña
reseña la huella y marca su paso
que pasa y deja
la arena y el mar
la bruma y la risa
la planta y su fruto...

Sergio Meza C. dijo...

Gracias por tu comentario, muy halagüeño.

Este texto es uno de los que creo rescataré, no obstante el tiempo.

Espero.

Saludos

:-)

Aleinad dijo...

publicalo cuando lo sientas terminados.¿para que gastar energía demás?

Lilian dijo...

De nada, pero... "muy halagüeño"?? ...
Saludos para ti tambien :-)

Sergio Meza C. dijo...

danielA:

Había olvidado comentar que está terminado.

Sin perjuicio de eso, esto es un Blog, no un libro de papel donde nada tiene vuelta atràs.

La web 2.0 se abre a este tipo de cosas; a publicar "en Beta" como se dice, y los comentarios constructivos pueden aportar.

Me abro a los comentarios al publicar así.

Saludos

Para ir a la Página Principal de este Blog hacer click AQUÍ

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...