miércoles, 1 de agosto de 2012

La Extraña Metáfora de la Verdad Que Se Me Hizo Coherente Retratar

[De mi antigua bitácora. Fecha original de Publicación 25 de Julio de 2006]

[©SmcArq] Camino junto a una suerte de mascota pequeña e inadvertida, ella me acompaña como el cable a tierra de perlón que ata a los buques de gran calado al muelle del fiordo disgregado y variante. La marea para estos buques, es una suerte de enajenado sube y baja por la profundidad del paraje constelado de estrellas flotantes perdidas en el abismo submarino, del cual no advertimos sino la cumbre florida y reventada de árboles y colores.
Esa verdad perdida en las referencias, vaga por entre la maraña de cuerdas, ruido y manejos avezados de quienes creen ir de recta línea y flotación por océanos oscuros y espesos. Venido en vendaval y en temporal consecuente, nuestra voluntad se deshace en gritos y escaramuzas atolondradas. Y a tumbos vagamos por la ensenada, una vez quieta la deriva extraña y marejada. Seremos más así, desde el conocimiento del desvío y el peligro. Llegaremos a buen puerto permanente para morir desolados, tras una vida desmerecida de nuestras añoranzas, en torno a la muerte más digna y duradera, ya que todo anhelo se queda recogido en los hechos descarnados.
Y así todo, vamos y estamos, seremos y fuimos, volvimos y zarpamos a nuevas aguas para desconocer lo sabido y recoger lo alcanzado, atesorando el aire y abrazando la neblina, pues solo seremos certeza de vahos y fundamento de intuiciones. Humanos despliegues hacia la aventura extraña, no sepan sino de la ardua desconfianza del arribo.

1 comentario:

Sergio Meza C. dijo...

"...todo anhelo se queda recogido en los hechos descarnados"

Para ir a la Página Principal de este Blog hacer click AQUÍ

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...